10+1 hábitos saludables que puedes incluir en tu rutina para mejorar tu día a día

Cómo añadir hábitos saludables a tu día a día

 

¿Cuántas veces te agobias y piensas que necesitas un cambio importante en tu vida?

Mejorar tus hábitos de alimentación, conseguir ser más organizado, cuidar más de tu salud, levantarte más temprano para que el día dé más de sí, ser más productivo en el trabajo...

Estos cambios profundos no son imposibles, pero realmente son muy difíciles de conseguir. Sobre todo si has llegado al límite en el que el caos domina esa parcela de tu vida.

Realmente es un reto enorme incorporar nuevos hábitos cuando tus días están repletos de decenas de obligaciones personales y tareas.

Pero (ay, por suerte siempre hay un "pero") puedes conseguir grandes mejoras en la calidad de tu día a día solo añadiendo pequeños hábitos saludables. Porque, piénsalo, cualquier día de tu vida no es sino la suma de cientos de pequeñas acciones y... ¿sabes qué consigues modificando o añadiendo pequeñísimos hábitos?

Te vas a sentir genial 😉 Así, sin más. Tu cerebro te va a recompensar con un extra de felicidad por conseguir incorporar pequeños cambios positivos.

Por eso hoy quiero contarte 10+1 hábitos saludables que, si quieres, puedes incorporar a tu rutina hoy mismo.

Venga, que no te dé pereza. Cada una de las ideas de mi lista no te ocuparán más de 5 minutos de tu día, ¿no eres capaz de dedicarte ese tiempo para ti?

¡Empezamos!

[bctt tweet="10+1 pequeñas acciones que mejorarán tu día (aunque trabajes mil horas) ✔️ " username="caoscero"]

[1] Bebe una taza de agua tibia con una rodaja de limón y un trocito de raíz de jengibre

Y no pongas esa cara, a mí me encanta :)

Yo la suelo tomar temprano en ayunas mientras miro amanecer y me obligo a no pensar nada en concreto. Me gustan esos minutos de calma antes de empezar el speed del día.

Te puede sentar genial también después de comer o antes de irte a dormir por la noche para relajarte un poco.

Si quieres incorporar otras acciones beneficiosas a tu rutina matinal, te recomiendo leer este post de Isa & Juanmi de "Más y Mejor", seguro que tomas nota de varias ideas: Tips para despertarse con más energía.

[2] Lleva un registro detallado de tus gastos e ingresos

Será el primer paso para impulsar tus finanzas (mucho, créeme) y, en cuanto te acostumbres, lo harás de forma rutinaria y no te ocupará más de unos minutos diarios.

Al final lo más importante de cualquier negocio son los números. Si no cuadran, tendrás que buscarte otra cosa, así que contrólalos muy bien.

Sigue estos 3 pasos para controlar tus finanzas, no te preocupes, que yo te ayudo:

  1. Empieza con el sistema que explico en este post, verás que es más fácil de lo que piensas.
  2. Si no sabes cómo calcular el sueldo que tu negocio debería pagarte y aún no has creado un fondo de emergencia, descarga gratis mi calculadora para emprendedores.
  3. Y para experimentar un auténtico cambio en tus finanzas (personales y profesionales), apúntate a mi academia para emprendedores Caos Cero Academy ;)

[3] Estíiiiiiirate

Estírate cuando te despiertes, cada vez que te levantes de la silla o, incluso mejor, levántate de la silla cada 30 ó 40 minutos para descansar y estirarte.

Tu espalda, cuello y músculos en general te lo van a agradecer. Y tu "yo" del futuro, cuando tengas 60 años y no tengas la espalda como una tabla de amasar pan, también te lo agradecerá :)

[4] Haz la lista de to'dos de mañana

No hay nada mejor que empezar el día sabiendo en qué enfocar tu energía.

Elige 2 ó 3 tareas importantes en las que centrarte mañana y añade otra pequeña lista de tareas secundarias que también debas hacer.

Si empiezas tu día sin saber qué hacer, te diré lo que pasará: acabarás perdiendo minutos y minutos entre una tarea y otra para decidir cuál debes hacer a continuación.

Evita eso teniendo tu to'do en alguna app o, si prefieres en papel y boli este planner es mi preferido por su distribución diaria y semanal de tareas.

[5] Muévete más

No sirve de nada que pases sentado (o tumbado mientras duermes) 20 horas al día y después pretendas solucionarlo con 1 hora de gimnasio.

Nuestro cuerpo está diseñado para moverse y la inactividad prolongada le sienta realmente mal. Y para que te hagas una idea de lo terrible que es pasar todo el día sentado, lee este post de Marcos Vázquez en el que explica qué hace tu cuerpo cuando estás en esta posición.

Aprovecha cualquier ocasión que se te presente para añadir pequeñas dosis de movimiento haciendo cosas como éstas:

  1. Si vives en un 3º y tienes que bajar a la calle, usa siempre la escalera para bajar y subir.
  2. Si vives en una casa con 2 plantas, cada 15-20 minutos sube y baja las escaleras.
  3. Ponte un vaso de agua y no una botella junto al ordenador, de forma que tengas que ir a visitar la cocina para recargar el vaso de vez en cuando.
  4. Ten una barra fija en la puerta de tu oficina para estirarte o, si eres capaz, hacer alguna dominada de vez en cuando.

El objetivo no es estar 23 horas parado y 1 hora activo, sino repartir 1-2 horas de actividad a lo largo de todo el día.

[6] Revisa tus objetivos

Seguro que tienes en la cabeza varios retos por conseguir, ¿sí? Ok, ponlos por escrito y revísalos al menos un par de veces al mes.

Tener por escrito tus metas es una forma de empezar a encargarte del asunto. Le estás diciendo a tu cerebro "mira, ya estamos en marcha con esto que nos ilusiona, ¿ves? Soy muy capaz de hacerme cargo".

Y revisarlos periódicamente te ayuda a segmentar esos objetivos en tareas más pequeñas que puedas acometer más fácilmente.

Prueba a hacer estas mini revisiones, verás como son efectivas y te llevan a cumplir con lo que te propongas.

[thrive_leads id='2333']

[7] Mantén el contacto

Hay una lista mental que tratamos de ignorar porque nos hace sentir muy culpables.

Y es la lista de las personas con las que quisiéramos no perder el contacto pero que, un día por una cosa y otro día por otra, pasan los meses y nunca les damos un toque.

Incorpora esta pequeña acción un par de veces a la semana. Para 5 minutos de lo que estés haciendo, coge el teléfono y charla un rato con una de las personas de tu lista. O, al menos, mándale un correo, coméntale algo en Facebook o ponle un privado por Twitter.

Si haces esto de forma periódica estarás manteniendo los lazos con todas esas personas que te importan, pero para las que nunca encontrabas el momento ideal.

[8] Saca cosas de tu cabeza

A todo el mundo nos pasa. Tenemos una cantidad enorme de pequeñas tareas y cosas a recordar alojadas en la cabeza, y el esfuerzo que nuestro cerebro tiene que hacer para no olvidar algo provoca que:

Saca todo eso de ahí.

La primera vez que hagas este ejercicio te llevará bastante tiempo, pero una vez te acostumbres a recopilar en un único lugar tu banco de ideas y tareas pendientes verás que todo fluye mejor.

Yo soy fan de las apps para este tipo de cosas, en concreto utilizo Trello o Asana para recopilar lo que no quiero olvidar, pero si tú lo prefieres puedes usar papel y boli.

Siéntate sin prisas y anota cualquier cosa que te ronde la cabeza, de momento simplemente haz un volcado de ideas y ya invertirás tiempo más adelante en clasificar y priorizar si es necesario.

Y no olvides recopilar todo lo que tengas apuntado en papelitos varios, agendas, calendarios, notas sueltas...

[9] Aliméntate, eres lo más importante.

Saciar el hambre y nutrir tu cuerpo son 2 cosas muy diferentes y necesariamente no tienen por qué ir unidas.

Porque, por ejemplo, puedes comerte una tarta completa de una sentada y dejar de tener hambre, pero el balance nutritivo para tu cuerpo será igual a 0.

Tampoco debes pasar hambre, ya que tu estado energético a lo largo del día va a depender casi por completo de tu alimentación y descanso.

Si quieres dar un pequeño paso bastará con incorporar un alimento nutritivo y de calidad a tu comida de hoy y, en su lugar, eliminar otro que no lo sea tanto. Es un gesto muy sencillo de hacer.

Lee este post de mi amiga Edurne de "Eva muerde la manzana" y empieza a desterrar mitos desde primera hora de la mañana, con el desayuno por ejemplo ;) ¿Cómo llegó a convertirse el desayuno en una aberración de postres y chucherías?

Y si quieres ir más allá y alimentarte a base de comida real, eliminar procesados de tu despensa y aprender recetas muy sencillas (y súper ricas) hazte ya con el ebook de Edurne, tanto sus fotografías como las recetas son sin duda un enorme motivador para impulsar un cambio de alimentación.

[10] Medita 3 minutos al día

Este es uno de mis pequeños retos actuales y, aunque no siempre lo consigo, puedo empezar a ver los beneficios derivados de unos minutos de concentración en mi interior.

¿Los más importantes?

Comparto contigo este vídeo que me hizo llegar Mercè (¡¡¡gracias mil!!) y que me ha venido genial para empezar desde mi nivel -10 😅

 

 

Para afianzar el hábito de meditar he leído en varias ocasiones sobre las maravillas de la app Headspace, aunque no la he probado. ¿La conoces?

[10+1] Huye de Internet de vez en cuando

Internet está muy bien. Te permite vivir trabajando desde casa, acceder a toda la información del mundo y conseguir lo que quieras en cuestión de minutos. Ahora con Amazon Prime hasta puedes pedir una bolsa de patatas y te la traen.

Pero es absorbente y negativo si estás todo el día dentro. Entre el ordenador, el móvil, la tablet y mil cosas más vives a las órdenes de tus dispositivos y de Internet.

Como dice Tania, de "Habitualmente", en este post (muy recomendable si quieres aligerar tu adicción a estar permanentemente online), al final Internet nos da hasta órdenes.

¡A mí nadie me da órdenes!

"2% de batería. Conecte el cargador".

¡Voy enseguida!

Creo que esta historia, sacada de su post, lo refleja muy bien.

Aleja tu móvil, apaga todas las notificaciones y, cuando trabajes en algo, bloquea todas las páginas que te distraen.

Y cuando salgas a disfrutar de la vida, ¡olvídate de Internet y de tanta foto para Instagram/Facebook!

Tus hábitos definirán tu vida, elígelos bien

Y si no son hábitos saludables tu día a día se puede convertir en un pequeño infierno. Porque todo lo malo que hagas, de forma repetida, se acumula para convertirse en una carga más pesada.

Ya estás en el camino. Arrancar con un nuevo hábito o un cambio radical de vida cuesta una barbaridad, pero con estos pasitos verás que eres capaz de conseguirlo y te servirá de motivación.

Y, por supuesto, ganarás el beneficio directo derivado de esa acción positiva que estás incorporando.

¿Te animas?

No es necesario que le metas mano a toda la lista que he reunido. Pero bastará con que elijas 3 ó 4 de los pequeños hábitos y te propongas ir añadiéndolos a tu rutina diaria durante esta semana.

¿Te hago una recomendación? Elige acciones que impliquen áreas diferentes de tu vida, así conseguirás un efecto mayor.

Y añado un par de recursos extra que te pueden ser muy útiles para incorporar pequeños hábitos y hacerte tu propia rutina diaria:

✔️ Inspírate con el libro "Hábitos Atómicos", fantástico para acabar con los malos hábitos e incorporar buenas ideas a tu día a día.

✔️ Descarga la app gratuita Productive para hacerte una pequeña lista que te recuerde el paso de tu ritual que tienes pendiente de hacer y te ayuda a llevar un registro de los días que has conseguido completar tus objetivos.

✔️ Apúntate ya a Caos Cero Academy ;) En noviembre tendremos un especial enfocado en Hábitos y apuntarte ya es el mejor modo de asegurar tu plaza.

 

Y tú, ¿qué hábitos saludables tienes en tu día a día que crees que debería incluir yo en el mío? Coméntalos y ayúdame a mejorar mi rutina diaria... ¡y la de todas las personas que me leen! ;)