¿Nunca alcanzas los resultados que te propones? Aprende a fijar objetivos estratégicos en tu empresa y pon rumbo directo hacia tus metas

Por Laura Ruiz
objetivos estrategicos de una empresa

objetivos estrategicos de una empresa

 

Inercia.

Esta palabra resume a la perfección uno de los problemas más graves que tienen muchos emprendedores: la ausencia de objetivos estratégicos que les ayuden a crecer.

Están tan absorbidos por el día a día que actúan sin más.

Reciben nuevos encargos, los ejecutan y así continuamente. Nunca se detienen a reflexionar sobre hacia dónde quieren llegar o cómo mejorar sus sistemas de trabajo. Bueno, eso si antes no se queman por el estrés. ;)

¿Por qué ocurre esto?

Por la inercia. Porque cuando no tenemos metas que alcanzar, nos dejamos llevar por el día a día. Por eso siempre digo que hay que aprender a ser tu propio jefe.

En más de un momento puedes haber pensado “quiero cobrar más”, “tener más visitas” o “ganar más suscriptores”. Pero eso no es tener objetivos, porque tener objetivos implica también definir una estrategia (punto donde la mayoría suspende).

¿Quieres dejar de comportarte como un autómata y levantarte cada mañana sabiendo el motivo por el que realizas cada tarea?

Pues reserva 30 minutos, hazte un café y activa a tope a tu cabeza, porque hoy te explico cómo fijar objetivos en tu negocio. El primer paso que debes dar si aspiras a hacer crecer tu proyecto.

¿Listo?

Vamos a por ello.
[thrive_leads id='2333']

Qué es realmente un objetivo estratégico y por qué es tan importante

Cuando un emprendedor arranca por la mañana su ordenador, suele tener miles de tareas por hacer:

  • Atender a los clientes.
  • Terminar los encargos.
  • Responder emails.
  • Escribir nuevos posts.
  • Grabar vídeos.
  • Contestar comentarios.
  • Etc.

Sabes a qué me refiero, ¿verdad?

Estamos hablando de tal cantidad de tareas que es habitual sentir eso de “no sé por dónde empezar” o que “estás nadando constantemente a contracorriente”. De ahí la importancia de establecer objetivos.

En ese mar en el que hay miles de cuestiones pendientes, fijarte metas es como tener un faro que te indica hacia a dónde debes dirigirte.

Hay un objetivo y tú, simplemente, te vas directo a por él.

  • Te da claridad.
  • Ahorras tiempo.
  • Defines mejor una estrategia.
  • Organizas de forma más eficiente tu día a día.
  • Y, lo más importante, podrás medir los resultados de tu negocio para saber qué funciona y qué no.
  • Etc.

En definitiva, te ayuda a obtener más y mejores resultados.

Sin objetivos perdemos el foco porque no establecemos prioridades, jerarquías o un plan de acción. Y sin eso, es imposible llegar a buen puerto. ;)

[bctt tweet="Un objetivo es como un faro que te indica hacia a dónde debes dirigirte 🎯#emprender #negociosonline " username="caoscero"]

Cómo trabajar los objetivos de tu negocio para el próximo trimestre

Ha quedado más que claro que necesitas establecer objetivos para poder decidir cuáles son tus tareas prioritarias. Ahora toca pasar a la acción.

Pero antes, una aclaración: te recomiendo que trabajes con objetivos trimestrales.

Yo lo hago así por 3 motivos:

  • No es poco tiempo: en 3 meses tienes margen suficiente como para ver la evolución de tu estrategia.
  • Ni es mucho: tampoco corres el riesgo de avanzar demasiado y darte cuenta, demasiado tarde, que tu trabajo no iba bien encaminado.
  • Perspectiva: es un periodo de tiempo manejable para poder verlo de forma global.

Vamos al lío.

1. Las 4 características que debe tener un objetivo estratégico

En el siguiente punto vas a ver cómo puedes elegir tus próximos objetivos, pero antes es importante que tengas en cuenta las 4 características que deben cumplir estas metas.

  1. Ambiciosos: pero que guarden coherencia con tu realidad.
  2. Medibles: que tengan una métrica por la que guiarte para monitorizar tu avance. Esto lo trabajamos a fondo en el curso "Métricas de tu Negocio Digital".
  3. Específicos: si te marcas objetivos demasiado abstractos o generales es posible que pierdas la motivación antes de alcanzarlos. Por ejemplo, es mejor "incrementar un 50% mi lista de suscriptores" en lugar de "tener más suscriptores".
  4. Limitados: fija un marco de tiempo concreto para su consecución. Si no tienes una fecha para haberlo resuelto, ¿cuándo sabrás si lo has conseguido o no? Siguiendo con el ejemplo de antes, el objetivo ideal sería: “incrementar un 50% mi lista de suscriptores en 3 meses”.

Si consigues que tu próximo objetivo cumpla estas 4 cualidades, tendrás una meta alcanzable pero también motivadora. Y, sobre todo, un fin que te ayudará a avanzar de forma continua.

[bctt tweet="Tus objetivos deben ser ambiciosos, medibles, específicos y... (falta una). Entra para descubrir esa 4ª característica imprescindible🕵" username="caoscero"]

2. Identificar y fijar las metas

Empecemos con un ejercicio de aproximación. Coge papel y boli e identifica 4 ó 5 objetivos que te gustaría cumplir en 2 años.

¿Cómo te ves?

Quizás generando un volumen “x” de ingresos, trabajando de lunes a jueves o dedicándote sólo a ciertas tareas porque el resto las has delegado.

Es tu vida y tu negocio, piensa cómo quieres que sean.

Con este ejercicio, por así decirlo, hemos echado un vistazo en tu posible futuro. Ahora toca viajar al pasado y ver cómo han sido los últimos 12 meses.

Te dejo unas cuantas preguntas para que te ayuden a reflexionar sobre tu negocio (o tu vida personal) en conjunto:

  • ¿Qué ha ido bien en este último año?
  • ¿Qué no ha salido tan bien?
  • ¿Tus avances este último año son coherentes con las metas que te gustaría ver cumplidas dentro de un par de años?
  • ¿Cuál es tu 1ª sensación cuando piensas en el año pasado de tu negocio? ¿Has trabajado demasiado? ¿Saturación? ¿Feliz por poder trabajar a tu manera gracias a tu proyecto?
  • Si pudieras cambiar una cosa del último año. ¿Cuál sería?

Todas estas experiencias te ayudarán a planificar los meses siguientes, pero antes tienes que valorarlas. Necesitas saber por qué ocurrieron, si es la línea que quieres perseguir a futuro… o, por el contrario, si necesitas dar un giro radical.

Y si hemos visto tu futuro y tu pasado, ahora tenemos que ver cuáles son los objetivos estratégicos de tu negocio (tu presente a corto plazo).

Pero… antes de que te pongas a escribir como un loco (que te veo venir), tienes que tener en cuenta una serie de ideas.

[bctt tweet="📝 Ejercicio antes de definir un objetivo: haz clic y descubre qué tienes que analizar antes de fijar tus metas" username="caoscero"]

 

A. Metas coherentes con tu situación actual

Recuerda lo que mencioné antes acerca de los objetivos ambiciosos. Si ahora estás facturando 2.000€, no tendría sentido que te plantees como objetivo ganar en 3 meses 6.000€ si no tienes un plan realista que te lleve a esa cifra.

Ambición, pero con los pies en la tierra.

Por eso, antes de que fijes tus objetivos es muy importante que conozcas bien cuál es la realidad actual de tu negocio.

Cuidado que aquí muchos se llevan a engaño; aunque tú creas que sí, es posible que no conozcas realmente los datos más importantes de tu negocio.

>> Si tienes dudas o quieres saber qué tipos de datos necesitas conocer, entra en este post donde analizo 10 datos/preguntas básicos acerca de tu empresa.

 

B. Objetivos variados

Estoy segura de que uno de los objetivos que te habrás marcado tiene que ver con un aumento de los ingresos.

Lógico y normal.

Ahora dirige los demás hacia otros ámbitos de tu empresa.

  • Trabajar menos horas sin reducir los ingresos.
  • Escribir un libro.
  • Lanzar un nuevo curso.
  • Crear el Congreso Internacional sobre “x”.
  • Multiplicar tus visitas.
  • Conseguir “x” número de clientes nuevos.
  • Duplicar tus suscriptores.

Y ojo, no te olvides de los objetivos de ámbito personal. Marcarte metas en ambas facetas te resultará también más motivador.

Los temas habituales en los que se suele hacer revisión son: salud, finanzas personales, desarrollo personal, relaciones…

 

C. Alineación de toda la estrategia

Un error muy habitual a la hora de plantear objetivos es no incorporarlos a la planificación real de tu negocio.

Me explico.

Si te has marcado como meta “aumentar tus ingresos un 50% en 3 meses”, lo siguiente es ver qué vas a hacer nuevo para alcanzar esas metas.

Tienes que decidir todas las acciones que vas a realizar y reflejarlas en tu calendario comercial y en tu planificación editorial. Toda tu estrategia debe alinearse para alcanzar los objetivos que te has marcado.

Si no trasladas todas estas acciones a tu planificación, tus objetivos no tendrán valor porque serán irrealizables. Sólo serán una frase anotada en un papel.

[bctt tweet="Si tus objetivos no están alineados con tu planificación... no sirven de nada 😱 😱 #negociosonline" username="caoscero"]

2. Objetivo meta o división

Piensa de nuevo en el ejemplo que te puse antes: “aumentar tus ingresos un 50% en 3 meses”.

¿Crees que podrás conseguir ese objetivo realizando una única acción?

Complicado lo tienes.

Lo lógico es que para alcanzar esa meta tengas que poner en marcha varias estrategias. Por ejemplo:

  • Conseguir 3 nuevos clientes de tu servicio premium.
  • Lograr 10 ventas de tu infoproducto al mes.
  • Cerrar una campaña de afiliado.

Dependiendo de la complejidad del objetivo, podrás marcarlo como meta directamente o tendrás que trocearlo en partes.

Si intentas trabajar un objetivo demasiado grande te perderás en el camino porque no habrás marcado todos los pasos que tienes que realizar para lograrlo. Es lo mismo que cuando no tenías objetivos, necesitas priorizar y organizarte.

Para que veas de forma más clara lo que quiero decir, te pongo otro ejemplo con uno de mis objetivos personales: aprender a tocar el piano.

Para alcanzar ese objetivo he identificado que tendré que:

  1. Pedir referencias a amigos sobre algún profesor particular de piano de mi ciudad.
  2. Buscar también en anuncios.
  3. Pasarme por el Conservatorio de Música para ver si hay carteles de clases particulares.
  4. Seleccionar un par de profesores de entre todos los que encuentre.
  5. Contactar con ellos para conocer su disponibilidad, sistema de enseñanza y precio.
  6. Confrontar sus datos con mi situación. ¿Me puedo permitir pagar de forma continuada el presupuesto que necesitaré mensualmente para formarme?
  7. Elegir a uno de los profesores de entre los consultados.
  8. Hacer ajustes en mi presupuesto personal si fuera necesario con el fin de poder permitirme un profesor de forma continuada.
  9. Hacer ajustes en mi agenda para cuadrarla con mi profesor.
  10. Buscar ofertas para comprar un piano o teclado de segunda mano
  11. Pedir ayuda a mi profesor para seleccionar el piano a comprar.
  12. Comprarlo y...
  13. Enjoy!

¿Se entiende bien así?

La idea es ser capaces de trocear cualquier objetivo en su unidad mínima, ese pequeño paso que perfectamente puede hacerse en una semana.

Después, todas esas acciones son las que formarán tu "bolsa" de tareas diarias.

De esta forma transformas una meta grande en un camino a seguir paso a paso y tienes una estrategia que puedes acoplar de forma sencilla a tu planificación diaria real.

No hay nada mejor para alcanzar los sueños que transformarlos en proyectos.

¿Te ha parecido sencillo el ejercicio de desglosar? Pues te aseguro que no lo es tanto ;)

De hecho, la mayoría de emprendedores se pierden en este punto y de ahí a bloquearse hay solo un paso. Cuando faltan tareas en la planificación la línea de trabajo se rompe y surge el caos. Por eso, aprender a fijar objetivos y desglosarlos es un ejercicio que trabajo de forma regular con mis clientes de mentoring.

3. Agendar

Esto sí que es fácil :)

Una vez que has descompuesto un objetivo en sus componentes mínimos, solo tienes que volcar esas pequeñas acciones en tu gestor de tareas. Hay que readaptar tu programación para poner fecha y hora a cada una de esas actividades.

Consejo: no te enredes con las tareas pequeñas y perfectamente delegables, trasládalas a alguien ya.

4. Medir

Nada de esto tendría sentido si después no realizas un seguimiento de tus metas y de la efectividad de tu estrategia. Por eso es tan importante que marques objetivos específicos y medibles, si no puedes medir, no sabes si vas por el buen camino.

Por eso, cuando establezcas un objetivo, debes fijar que métricas de control vas a revisar para ver la progresión. Ten en cuenta que en algunos casos te será interesante revisar varias.

Por ejemplo, imagina que has fijado como objetivo alcanzar “500 visitas diarias en 3 meses”.

Como es lógico, aquí tienes una métrica base que es el número de sesiones en Google Analytics. ¿Pero cuál es el canal por el que te están llegando? ¿Son visitas que vienen de Google, de tu newsletter o de tus redes sociales?

Sin esa respuesta te será imposible decidir dónde debes centrar tus esfuerzos en el próximo trimestre.

¿Y cómo trabajas tú? Planteas objetivos estratégicos en tu negocio...

O te dejas llevar por la inercia.

No te sientas mal, es lo más normal. Es tal el estrés que llevamos siempre encima que es lógico que pierdas la perspectiva y te pierdas en el día a día.

Cuéntame cómo planificas y ejecutas tu trabajo para conseguir objetivos.

¿Eres capaz de trabajar con metas trimestrales o prefieres las semanales? ¿Crees que desglosas cada una en su unidad mínima?

En lo comentarios me tienes esperándote ;) y, además, te invito al training gratuito para crear tu sistema de trabajo mínimo viable, en el que los objetivos tienen un papel protagonista. ¡Apúntate!

8 comentarios

  1. Hola Laura,
    Llevas razón, sin una lista de objetivos clave a la que ceñirte es complicado dedicarte a las tareas importantes sin perder el tiempo en tareas muy secundarias que al final llevan a muy poco.

    Gracias por tu tiempo.
    Rubén Lara

    1. Gracias a ti Rubén, por pasar por aquí y dejarme tu impresión sobre este tema.
      Realmente los objetivos actúan de faro y de filtro, porque sin ellos corremos el riesgo de diluir nuestra energía en mil frentes abiertos. Es el handicap de que seamos gente creativa y emprendedora 😅
      Un abrazo!

  2. ¿Sólo dos personas comentando este post? ¿Tres conmigo?

    Señores/as, este artículo bien entendido, asimilado y llevado a a práctica, vale más que algunos cursos que he hecho.

    Remangarse, planificar, organizar y pasar a la acción. Yo ya estoy en ello, jefa ;)

    Un abrazo.

    1. Holaaaa Omar!

      Estoy de acuerdo contigo 👌🏻 los trucos de magia no existen.
      El éxito suele llegar (además de con mucho trabajo) de un muy buen análisis de las necesidades de tu negocio, de acertar definiendo los objetivos que realmente importan, de planificar con inteligencia y, no menos importante, de ejecutar el plan de trabajo.

      He tenido la suerte de tener clientes brillantes, con mucho talento y que hacen un gran trabajo. Y si algo tienen en común es la habilidad para enfocarse en esa única cosa importante para su negocio en ese momento puntual. Y eso es ni más ni menos que un objetivo estratégico 🙂

      Gracias por pasar por aquí y comentar, Omar.
      Abrazos!!

  3. Ay Laura qué bien me ha venido leer este artículo!!

    Lo ha recomendado Cova Díaz en un artículo que ha escrito y me he ido a leerlo rápidamente.

    Aunque ya estoy trabajando contigo has vuelto a ponerme en orden mi caos ;-)

    GRACIAS y un abrazo fuerte

    Tania

    1. Me alegra un montón haberte ayudado, Tania!
      Aprender a fijar objetivos no es sencillo, porque una cosa es nuestros sueños y otra muy diferente definir bien una meta realista. Pero en cuanto creas un sistema de trabajo basado en objetivos consigues avanzar más rápido y con más seguridad (y disfrutando más del camino).
      Gracias por comentar, lo que necesites ya sabes que me tienes en nuestro grupo privado 😉
      Un abrazo grande!

Y TÚ
qué opinas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Caos Cero te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Laura Ruiz Jiménez (Caos Cero) como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Caos Cero) dentro de la UE.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios tiene como consecuencia no poder atender tu solicitud.

Podrás ejercer tu derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición al tratamiento de tus datos personales, en los términos y en las condiciones previstos en la LOPD dirigiéndote a la dirección de correo electrónico hola@caoscero.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

magnifiercrosschevron-up