5 errores de emprendedores a evitar si quieres parecer profesional

Por Laura Ruiz
Mejorar la imagen de un negocio

Si llevas un tiempo emprendiendo ya sabes que no todo depende de lo crack que seas en lo tuyo.

Necesitas parecerlo.

Y conseguirlo depende de que tú y tu negocio proyectéis una imagen suficientemente profesional como para que tu potencial cliente decida apostar por ti sin haber trabajado antes contigo.

Esa imagen se basa en una serie de detalles externos que pueden parecerte obvios pero que necesitas cuidar sí o sí para generar la confianza que busca tu cliente.

Es lo que en la filosofía Caos Cero llamamos “Be fucking Good”. Dicho de otro modo: sé tan jodidamente bueno de cara al exterior como seguramente ya lo estás siendo internamente.

Ese es el salto que necesitas no solo para conseguir clientes que no te conocen previamente, sino también para estar por fin en posición de subir tarifas.

Suena bien ¿no? 😉

Lograrlo depende de evitar una serie de errores de emprendedores, malas formas de trabajar o, directamente, meteduras de pata antológicas que son más habituales de lo que imaginas.

Te adelanto que si empiezas a implementar mejoras en estos aspectos externos vas a notar rápidamente las ventajas de ser fucking good en esto de emprender.

¿Le das un repaso conmigo?

Índice de contenidos

Error nº1. Una web con mala usabilidad.

Ya has visto cómo se llama esta casa: Caos Cero. Así que ya te puedes imaginar el poco aprecio que le tengo al descontrol.

Y ni te cuento si ese desorden está en la primera imagen que recibes de un negocio: su página web 🙈

No soy experta en diseño web ni nada parecido, pero si me encuentro con una home desordenada, mal estructurada, con exceso de información, múltiples botones de acceso, un blog que parece más bien un bazar o con un aspecto desfasado, salgo pitando.

Me pasa a mí y les pasa a muchos otros clientes potenciales cuando buscan información sobre un negocio.

Una web con mala usabilidad es lo primero que te hará parecer poco profesional.

Así que prueba a meterte en la piel de alguien que acaba de aterrizar en tu página y haz una lista de lo que ves, sus pros y sus contras.

Empieza valorando estos aspectos:

  • ¿Tienes un nombre de dominio propio? Desengáñate, las web hechas en plataformas gratuitas no generan buena imagen. Apuesta por un dominio propio, con nombre comercial o con tu propio nombre (si no resulta demasiado común).
  • Publicidad, banners, botones o llamadas a la acción en la misma página. ¿Tu web parece un bazar? ojo con esto porque si vendes servicios tu web debería estar claramente orientada a vender TU servicio y no a promocionar 325 productos externos.
  • ¿Cómo es el diseño: excesivo o escaso? Por aquí somos de la opinión de que “menos es más”. El exceso no aporta, sino todo lo contrario.
  • ¿Es una web coherente y homogénea o mezcla demasiados colores o tipos de letra?
  • Atención a los fondos oscuros o con poco contraste con el texto porque restan legibilidad.
  • El copy es importante, pero cuidado con los bloques de textos muy densos, sin apenas “aire” para tener descansos visuales.
  • ¿Cómo son tus imágenes? Evita fotografías con mala calidad, pixeladas o muy pequeñas.
  • Cuidado con los links rotos que no llevan a ninguna parte.

Después de analizar esta capa superficial de la web, profundiza y piensa si lo que dice tu web sigue representando a tu negocio o necesitas empezar a comunicarlo de otro modo.

En definitiva, no dudes en analizarte con ojos críticos: la buena imagen de tu marca y negocio empieza por una buena presentación en tu página web (la copywriter Maïder Tomasena lo explica muy clarito en este post).

.

Error nº2. Mala comunicación con el cliente.

Hay negocios que mantienen una mala comunicación con sus clientes. Y algunos, incluso, ni la tienen.

Haz memoria. Seguro que te has cruzado alguna vez con una empresa o profesional al que le has escrito para pedirle presupuesto y… 🦗🦗🦗

… todavía estás esperando. ¿Sí?

O puede que te hayan respondido y te hayas quedado igual: mala información, textos enrevesados, faltas de ortografía o que te vendan peras cuando estás pidiendo naranjas.

Entonces piensas: “¿Pero es que no quieren trabajar o qué?”

Pues que no te pase a ti.

  • Organiza muy bien tu bandeja de entrada para no perder ningún email de seguimiento o consultas (más abajo lo vemos con más detalle).
  • Si tu negocio tiene un teléfono de contacto, ten bien visible el horario de atención telefónica ¡y cúmplelo!
  • No bombardees a tu cliente con mil mensajes. Ten muy claro qué información necesitas para desarrollar un trabajo y pídela en un correo bien estructurado y sencillo de entender.
  • Incluye siempre en tus newsletters un link para darse de baja de tus envíos con un solo clic: a veces recibo emails publicitarios, a los que no recuerdo haberme suscrito y en los que, para colmo, indican que para darse de baja hay que enviar una carta a una dirección postal. ¡¡¡Una carta de verdad, de las de papel!!! 🙆
  • Cuida tu redacción. La forma y calidad con la que escribes lo dice (casi) todo de ti. Echa un ojo a este post con 10 tips infalibles para que tus mails sean claros, directos y den la mejor imagen.
  • Y si te quedas en blanco a la hora de redactar un email, siempre puedes descargarte el pack “Top Plantillas de Email” de Caos Cero, con más de 40 plantillas de correos estratégicos con los que, además, ahorrarás muchos minutos de tu tiempo 👌🏻
oye!

Cuando te des cuenta de lo rápido que generas confianza entre tus posibles clientes eliminando algunos de estos errores, te veo en Caos Cero Academy 😉

Entre otros muchos recursos imprescindibles está la masterclass preferida de quienes quieren dar el salto a la profesionalización de su negocio: ”Be Fucking Good”. Ahí repasamos las 19 señales más habituales que te hacen parecer poco profesional, te doy ideas para resolverlas y te llevas puesto un checklist para que puedas organizar lo que te queda por solucionar.

Si tienes dudas pregunta a los #BeFuckingGood de la comunidad que ya han pasado por ahí 😎

.

Error nº3. Ineficiente gestión del correo electrónico.

El correo electrónico es la puerta de entrada de la comunicación con tu audiencia y potenciales clientes. De cómo lo gestiones dependerá buena parte de los resultados que consigas con tu negocio online.

Solicitudes de presupuesto perdidas entre otros emails, presupuestos que quedaron en borrador o en la bandeja de salida, emails enviados a destinatarios equivocados, envío de correos no deseados (el spam de toda la vida) son errores de libro que hay que evitar desde el minuto 1 si quieres dar la imagen de un negocio confiable.

Así que dale el valor que se merece a la gestión de tu correo electrónico. Empieza por revisar si tienes en cuenta estos aspectos:

  • Mantener a raya tu inbox y organizarlo para que no pierdas ningún email. Si usas filtros y reglas te será más fácil localizar cualquier mensaje.
  • Usar respuestas automáticas inteligentes (y por “inteligentes” quiero decir “estratégicas”). Tu cliente sabrá que estás ahí, aunque no le responda un humano en ese momento.
  • Hacer un buen seguimiento de los emails y contactos para que ningún proceso de venta o entrega quede en el aire.
  • No enviar spam o correos “no deseados” (por mucho que para ti sean super deseables): si no te han pedido información o sabes, en lo más profundo de tu alma, que la información que quieres enviar no va a interesar lo más mínimo… ¡no le des al botón de enviar! Corres el riesgo de parecer un troll y de que te bloqueen posibles clientes.

En este post reúno más tips para que aprendas a gestionar bien tu correo electrónico y logres que tu fiabilidad suba como la espuma, además de ahorrarte un montón de tiempo al mes.

.

Error nº4. Descuidar la experiencia del cliente.

Si haces esperar a un cliente o colaborador, te retrasas en una cita o entregas un trabajo tarde... te estarás pegando un tiro en el pie.

Si la experiencia del cliente no es buena, despídete de que hable de ti a otros... y ya sabes que en el mundo emprendedor el boca-oreja corre como la pólvora.

Lo cierto es que la “experiencia del cliente” no figura entre los top de los aspectos más cuidados por los emprendedores y, sin embargo, es lo que hará que se te empiece a tomar en serio.

Los imprevistos pueden surgir, claro.

Pero si no sabes organizarte, si no eres capaz de descomponer un proyecto en partes pequeñas para afrontarlo en etapas lógicas, o si aceptas más encargos de los que humanamente podrás terminar, estarás dando una imagen muy poco profesional de tu negocio.

Puede que creas que un poco de retraso no tiene importancia, pero no te estás haciendo ningún favor. Créeme.

Así que empieza a armarte un plan de acción sólido para que esa experiencia sea uno de los puntos fuertes de tu negocio.

Si, en tu caso, la organización no es tu fuerte, echa un ojo a este post donde te planteo tips para cumplir tareas y no despistar tus objetivos.

.

Error nº5. Crear falsas expectativas.

No prometas la luna si no puedes ofrecerla.

Si quieres dar una imagen seria y que tu negocio genere confianza, exagerar y prometer lo que no puedes cumplir es la vía contraria para conseguirlo.

Y sin embargo los negocios online, especialmente con el boom de los últimos años, generan falsas expectativas con más frecuencia de lo que creemos.

Hemos heredado ese horrible tono de venta tan típico en USA con el que parece que un producto/servicio te va a cambiar la vida.

Hay páginas de venta a las que solo les falta empezar con el tonillo de la teletienda: «hey, Mike!!!…»

Lo único que consiguen es provocar desconfianza por la discrepancia que hay entre el beneficio que prometes y lo que tú mismo muestras.

Por eso es importante que empieces a trabajar en todos estos aspectos externos antes de ofrecer el paraíso.

.

Cómo mejorar la imagen de tu negocio o Be Fucking Good.

Si te está costando vender tus servicios, subir tus tarifas para ajustarlas a la calidad de lo que ofreces o que otros profesionales cuenten contigo para colaborar, párate a analizar si estás cometiendo alguno de estos errores que echan por tierra tu imagen externa.

Y si fueran solo estos 5... ni tan mal.

Pero hay otras muchas meteduras de pata en las que puedes estar cayendo y que te están impidiendo ser todo lo “Fucking Good” que puedes.

Por eso, en la masterclass de Caos Cero Academy resolvemos los más relevantes, desde la página Sobre Mí que seguramente tienes infrautilizada y poco estratégica hasta los portfolios que dejan mucho que desear o las redes sociales descuidadas, pasando por la ausencia de contratos de servicios (🙈).

Si tu negocio necesita multiplicar la profesionalidad 👉 pásate por aquí

Enfócate primero en mejorar los detalles "fucking good" de tu negocio antes de aplicar estrategias de visibilidad, porque después de eso serán mucho más eficaces.

Pero, para llegar ahí, no intentes hacerlo todo a la vez. Aplica de nuevo la filosofía Caos Cero: un proyecto detrás de otro.

Reflexiona un poco. Piensa sobre los errores que he reunido en este artículo. ¿Crees que estás cometiendo uno o varios?

Elige solo uno, el que creas que más impacto puede estar teniendo en tu credibilidad como profesional. Y empieza poniéndole remedio.

Solo después pasa al siguiente 😎

Y no olvides contarme en los comentarios qué vas a eliminar en primer lugar. Creo que uno de estos errores es muy muy frecuente, a ver si coincidimos 😉

Laura Ruiz de Caos Cero
ey!

Soy Laura Ruiz.

Especialista en gestión de negocio digital, Controller Financiero, creadora de la metodología Caos Cero, mamá de gatos y muy freak de los sistemas diseñados para conseguir más beneficios y más calidad con menos tiempo de trabajo.

Espero que el post te haya encantado, tu siguiente paso es hacer el test "Organízate, darling!" y descargar mi guía con 25 ideas de gestión de negocio para multiplicar los resultados de tu proyecto 😉👇🏻


DOMAR EL CAOS DE MI NEGOCIO ¡YA!

0 comentarios

Y TÚ
qué opinas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Caos Cero te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Laura Ruiz Jiménez (Caos Cero) como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Caos Cero) dentro de la UE.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios tiene como consecuencia no poder atender tu solicitud.

Podrás ejercer tu derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición al tratamiento de tus datos personales, en los términos y en las condiciones previstos en la LOPD dirigiéndote a la dirección de correo electrónico hola@caoscero.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

magnifiercrosschevron-up